domingo, 19 de junio de 2011

La Situación de la Investigación Científica en México (DEFICIENTE)


** discriminacion  de informacion


``El problema de la investigación científica en México es de recursos y de educación'', menciona *Mario Molina, primer mexicano en ganar el premio Nobel de Química en la entrevista que da a la jornada el día que recibió este premio. El principal problema de que la investigación científica no tenga mucho auge en nuestro país, no es la falta de interés, sino la falta de medios y de recursos, como lo hace ver Molina, ya que aquél que esté interesado en seguir con sus investigaciones tiene que ir a donde se le apoye, en este caso, a Estados Unidos.
Molina trabaja "en problemas de química de la estratosfera y estudia las reacciones que ocurren en las partes de la atmósfera en que hace más frío.” Se dedica a problemas de interés mundial, y creo yo que es lo que debe inculcarse a todos los mexicanos en la educación que se nos imparte al prepararnos como profesionistas, el deseo de superarnos, no tan sólo por nosotros sino por toda la sociedad en que vivimos.
El dedicarse a la investigación es un muy buen ejemplo de aplicación de interés por la sociedad; debemos seguir el ejemplo de Molina, quien no solamente se enfoca en problemas de interés mundial, sino que además de tratar de encontrar soluciones a éstos, no le importa cuántas veces rechacen sus teorías, él cree firmemente en ellas, aunque nunca descarta la posibilidad de errores en ellas: “era posible que nuestra teoría estuviera equivocada; pero esa es una de las virtudes del método científico, hacer hipótesis: nosotros continuamente estábamos postulando detalles que se pueden corroborar o refutar. Con el descubrimiento del agujero en la capa de ozono nuestra hipótesis quedó comprobada''.
Pienso que en México no falta interés, sino que la misma falta de medios hace que los investigadores deserten de su trabajo, hace que pierdan las esperanzas en lo que hacen, pero no siempre es así, aquellos que realmente tienen interés en continuar con sus investigaciones siguen los pasos de Molina, o por lo menos es lo que se piensa que con su premio él puede lograr, ya que, como expresa en la entrevista y he mencionado ya en los párrafos anteriores, en su trabajo aborda problemas que no tienen fronteras, que son de interés mundial. Expresa también que los científicos mexicanos están a la altura de los demás científicos en el mundo y alienta a los nuevos investigadores y científicos a que no pierdan la esperanza y busquen continuar con su camino y no se queden a medias.
Desde mi punto de vista, México tiene muy buenas Universidades e Institutos Tecnológicos de los que egresan muy buenos profesionistas, pero, si no se fomenta la investigación desde los principios de su formación, nada bueno puede lograrse en ese aspecto.
Y en un último punto estoy de acuerdo con Molina: ``soy optimista, sobre todo por el ejemplo del problema de la capa de ozono, del cual no sólo vimos su origen sino que contribuimos a su solución. Si la sociedad se pone de acuerdo, puede atacar este tipo de problemas''. Mientras más gente se interese por la investigación y sobre todo solución de problemas será mejor la funcionalidad del mundo.
De verdad que es un orgullo que un investigador de la altura de Mario Molina sea mexicano, pero es a la vez una gran tristeza que en México no se fomente la investigación científica de la misma manera que se hace en otros países.
Bibliografía
Periódico “La Jornada”. Junio 12 de 1995. “Ojalá que mi premio estimule la investigación en México”. Por Arturo García Hernández.
****José Mario Molina-Pasquel Henríquez (*Ciudad de México, 19 de marzo de 1943). Es un ingeniero químico mexicano y uno de los más importantes precursores para el descubrimiento del agujero de ozono antártico. Fue co-receptor (junto con Paul J. Crutzen y F. Sherwood Rowland) del Premio Nobel de Química de 1995 por su papel para la dilucidación de la amenaza a lacapa de ozono de la Tierra por parte de los gases clorofluorocarbonos (CFC), convirtiéndose en el primer ciudadano mexicano en recibir el Premio Nobel de Química.

CONACYT: El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Reparte tan solo el 0.4% de PIB del pais para la investigacion en mexico.

El proceso de masificación de las universidades en la décadas de los 60 s y 70s y el crecimiento sostenido de la economía nacional, permitió a un mayor numero de estudiantes dedicarse ala ciencia: a principios de los 70s ya existían diversos núcleos de investigación preocupados pro reproducirse .De hecho este es el momento de la profesionalización de la ciencia en México a decir del doctor José Yacaman (1994)lo cual propicio que en 1971 el gobierno fundara el consejo nacional de ciencia y tecnología (CONACYT).

México es el país de la OCDE que invierte menos en ciencia



 Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El autor menciona que según datos de la propia OCDE México ocupa el último lugar en inversión para investigación y desarrollo entre los miembros de ese organismo. “El gasto en México para investigación científica y desarrollo de tecnología equivale a una cuarta parte de los recursos públicos para el pago de intereses de la deuda gubernamental”, asegura González Amador, lo que frena la capacidad de respuesta ante la epidemia en el país. México destina solo el 0.4% de su Producto Interno Bruto (PIB) a investigación y desarrollo, y también es el país que menos personas tiene trabajando en ciencia y tecnología, según la OCDE. 

**primer pais suesia 3.8% de PIB ultimo mexico con 0.4% de PIB

En México no es posible realizar investigación de primer mundo YA QUE SE TOMA COMO PRIORIDAD Y POR  falta de infraestructura y apoyos millonarios, cuando hay grandes problemas de pobreza, salud alimentación, educación y carencia de tecnología apropiada por resolver a través de nuestro trabajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada